MOLDAVIA/BUCOVINA

Una extraordinaria herencia artística del Medioevo tardío

Monasterio de Sucevita, rodeada de murallas datando del siglo XVI.

Detalle de una fresca en colores vivos de las paredes exteriores de Voronet

Moldovita, alzándose al cielo

Jovenes representando una vieja tradición religiosa

 

 

Bucovina -la provincia nodéstica de Rumanía-, está renomida por sus maravillosas frescas exteriores de las murallas de sus monasterios. Estos monasterios, cumbres del arte con influencias bizantinas, reflejan el desarrollo de la civilización de Moldova en los siglos XV y XVI, bajo el reino de Stefan cel Mare (1457-1504).

Un montón de cosas a descubrir - de cimbros a viñas

Moldova sigue teniendo grandes superficies de colinas y bosques donde puede descubir cosas poco conocidas pero extraordinarias. Un ejemplo en este sentido es Târgu Neamt. Si tiene suerte, puede mismo ver cimbros, una especie en vía de desaparición reintroducida en una reservación natural.

Hay numerosos trayectos marcados para paseos, campings, y en las ciudades hay grandes hoteles confortables. Los vinos de Moldova son renomidos desde hace cinco siglos. Algunas viñas pueden visitarse.

Iasi y Suceava

Éstas antiguas capitales le encantarán y le harán transcurrir cuánto más itinerarios de Bucovina. En Iasi, antigua ciudad importante de la intelectualidad rumana se halla la más antigua universidad del país.

Muchas casas de los célebres escritores rumanos están aquí, transformadas en casas memoriales. El más renomido monumento de la ciudad es la iglesia Trei Ierarhi (Tres Jerarques) que data de 1639. En Suceava, ciudad que tiene correspondencias aéreas y ferroviarias directas con Bucarest, merece visitar las ruinas de la fortaleza de Stefan cel Mare, halladas en las alturas de las cercanías de la ciudad.

No olviden probar en los restaurantes las especialidades culinarias moldavas. La cocina moldava y los vinos locales son muy apreciados.

Targu Neamt

Desde esta ciudad se puede llegar a muchísimos monasterios y fortalezas que merecen una visita.

El monasterio Agapia, datando del siglo XVIII se alza, blanca y resplandeciente como un templo griego. El monasterio Neamt es el más antiguo monasterio de Moldova y Cetatea Neamtului (La fortaleza de Neamt) fue un punto-llave para la defensa de la zona. Un poco más al oeste está el monte Durau y la estación de esquí con el mismo nombre.

 

Los monasterios de Bucovina

Estos monasterios son la principala atracción de Bucovina gracias a sus frescas en colores vivos de las murallas de las iglesias.

Éstas muestras escenas bíblicas y otras escenas religiosas y fueron realizadas en un estilo semejante a lo de las viñetas dibujadas, es decir por segmentos. Ellas tenían que propulsar la imaginación de los habitantes de la región y de educarlos en espíritu ortodoxa.

Las iglesias están situadas en el cento de los complejos monásticos y todas tienen techos altos y puntiagudos. En su interior, las rayas del sol penetran difícilmente. Hay cinco tale monasterios importantes.

Humor

El monasterio de Humor, fundido en 1530, es bastante pequeño. En su ansable pintural existe también una representación del poema "La Caída de Constantinopla", que muestra los sentimentos de los rumanos hacia los turcos.

El fin de esta pintura es la manutención de la fé cristiana de los rumanos. En las otras murallas puede admirar "La vuelta del hijo vagante" y el diablo cómico representado como una mujer glotona.

Hace siglos, los monjes conducían aquí en Humor una escuela donde se aprendía el arte de la caligrafia y de la miniatura.

 

 

Voronet

Voronet - la "Cappela Sixtina" del Oriente. Ésta "Cappela Sixtina del Oriente" fue construida por Stefan cel Mare en 1488. Sus frescas en colores vivos se añadieron más tarde.

La "Cappela Sixtina del Oriente, Voronet

Las pinturas son una muestra de la adaptación del arte clásico bizantino a la realidad moldava.

Es por qué los trompetas de los arcángeles tienen la forma de los túlnicos que utilizaban los paisanos de la región y los almas confinados a arder en los fuegos del inferno tienen turbanes como las de los enemigos turcos.

Sucevita

El complejo del monasterio de Sucevita, situado en un magnífico valle verde, está fortificado como una ciudadela, con torres de guardia en los cuatro ángulos.

Miles de pinturas adornan las paredes de la iglesia. Es decir que, entre todos los monasterios, Sucevita tiene el mayor número de pinturas, aunque su muro véstico está blanco.

Dice la leyenda que el pintor cayó de las esquelas y se murió. Así, el muro se quedó desnudo. Cuando Ud. visita este monasterio, búsque el complejo pintural "El árbol de Isaia" en el muro súdico.

 

Moldovita

La monumental escena del asedio de Constantinopla de los muros de la iglesia del monasterio de Moldovita fue realizado en matices fuertes de rojo, azul, amarillo y marrón.

Al interior de la iglesia hay todavía piezas de muebles del siglo XVI, incluso el trono del príncipe Petru Rares. Hay también una estátua de éste príncipe que construyó el monasterio de Moldovita.

Arbore

Bastante pequeño, sin la cupola alta que caracteriza la mayoría de las iglesias de los monasterios, el monasterio de Arbore es principalmente decorado en matices de verde. Búsquen la escena de la "Génesis" en la pared véstica. Es llena de movimineto y gracia.

La "Cappela Sixtina del Oriente, Voronet

Detalle del monatsrio de Agapia, pintoreso entre las casas simples de las monjas