MONTAÑAS ACOGEDORAS EN CUALQUIER ESTACIÓN

Distracciones alpinas en verano y en invierno

Las tradiciones y la ley permiten a cualquiero el acceso en las montañas de Rumanía. Así que puede pasearse y escaladar a cualquier parte que Ud. quiera, tanto en verano como en invierno. Los Cárpatos son un espacio relajante donde vivrá experiencias inolvidables.

Posibilidades provechosas de praticar el esquí

En invierno, la atracción mayor la constituye el esquí. Poiana Brasov es la más renomida estación (hay un grupo de staciones) y está situada a 18 km (!) millas) de la ciudad de Brasov. En Poiana Brasov existen hoteles estilo chalé y villas dotadas con cocinas que Ud. puede utilizar.

Un país de las maravillas del invierno

Hay pistas muy bien arregladas, hasta 4 500 m de largas. Su grado de dificultad es variable de difícil a fácil. La mayoría le los instructores de esquí hablan el inglés, el francés o el alemán. La vida de noche es intensa; hay numerosos bares de noche, discos, espectáculos folklóricos y cabarés.

En la misma zona de los Cárpatos súdicos se halla Sinaia, estación montañera datando de 1870 y teniendo pistas de esquí y una pista de bobsleigh; Predeal, con 15 pistas y Busteni, donde en verano se pratica el alpinismo.

 

 

Hay también otras estaciones más pequeñas: Paltinis, cerca de Sibiu, Secu, Valiug, Trei Ape (Tres Aguas) y Crivaia en Banat, en la región de las montañas de Semenic; Durau, cerca de la legendaria montaña de Ceahlau en los Cárpatos Orientales y Borsa, en el Maramures.

La durción normal de la época de esquí es de diciembre hasta marzo.

Distracciones estivales

Durante el verano, los teleféricos de las estaciones de invierno transportan a los excursionistas. Se puede también montar a caballo, pescar y se pueden dar paseos en canoe.

En verano, las montañas le apartienen. Las puede explorar a su gusto. Hay numerosos campings, y los trayectos turísticos son bien marcados.

Árboles y flores salvajes

Las pendientes más abajo están cubiertas de bosques de haya y de robledas de una gran belleza. En las zonas más altas hay prados, y sigue la zona alpina a más de 1700 métros (5576 feet).

Gracias a la falta de pesticides, los pardos de las zonas altas están cubiertas al principio del verano de una m ultitud de flores salvajes.

 

 

A estas alturas seguramente encontrará pastores, cuyoas corderas viven en apricsos. Éstas producen queso de leche.

Reservaciones naturales y fauna salvaje

Hay numerosas reservaciones naturales que protegen una zona de más de 75 000 ha.

Algunas, como la de la montaña de Retezat, fueron concebidas como parques nacionales, cuya fauna incluye el águila calvo, una especie muy rara, la cabra montés, la marmota, el jabalí, el linx y el oso.

A caulquier parte que irá en la montaña, encontrará paisajes maravillosos y será acogido con hospitalidad.

Un montón de flores salvajes cubre los prados de las zonas altas durante la primavera y a principios del verano

Para los acostumbrados a ver frecuentemente pancartas poniendo "Acceso prohibido", las montañas de Rumanía serán una experiencia nueva y muy agradable que querrán repetir.